Uno de los principales objetos de debate los últimos días han sido las declaraciones del presidente de la Reserva Federal de EE.” – Anunciado por Jorge Madrid de XLNTrade – analista financiero

UU; Jerome Powell, que sin cambios aparentes y volviendo atrás en la línea de tiempo de la pandemia podemos ver que desde agosto de 2020 el discurso es prácticamente el mismo: Una política economía flexible a espera de la recuperación del mercado laboral; mismo discurso que escuchamos cada que tenemos a los mercados financieros en máximos históricos. Pero olvidando que ya van 3 estímulos fiscales inyectados y sobre todo la amenaza latente de un gran periodo inflacionario.

Puede que Powell no diga mucho, pero recordemos que las acciones hablan más que las palabras y el extraño comportamiento de la Fed dan indicios sobre lo que se podría estar planeando para los próximos años.  Es claro en la historia que siempre hay un personaje precursor de un gran cambio en el juego; podemos poner de ejemplo a deportistas, actores y multimillonarios que cambiaron el estatus quo de su ámbito para siempre; pues bien; nuestro hombre en este caso es el presidente de la reserva federal, ya que podríamos estar presenciando como los mercados pueden estar en su propio cambio de régimen conforme la Fed guie a la economía; lo siguiente pondrá o no en jaque a los inversores haciéndolos regresar a sus libros de jugadas precrisis buscando los síntomas del comienzo de una nueva era para los mercados. Parece que muchos inversores se están dando cuenta de las implicaciones del cambio de actitud de la Fed hacia la inflación, no por casualidad porque la inflación real vuelve a ser una posibilidad.

Los mercados han estado pidiendo que se les dé una señal sobre sus intenciones aumentando los rendimientos de los bonos del Tesoro y los inversores se han sorprendido un poco cuando los responsables políticos dicen que otras cosas, como el empleo, tienen prioridad. Pero luego, en el frente regulatorio, la Fed apoya el tercer estimulo en los requisitos de capital que contrarresta directamente sus esfuerzos en su política monetaria.

 

¿Cuál es el objetivo?

muchos inversores son conscientes de las consecuencias del cambio de la Fed
Los comentarios de Powell indican que incluso después de una reapertura económica esta política monetaria sin cambios.

La Fed estableció una tolerancia por encima del 2% para la inflación y al empleo máximo. Los comentarios de Powell indican que incluso después de una reapertura económica esta política monetaria extremadamente flexible se mantendrá sin cambios. Aprendiendo de las antiguas crisis y sobre todo de las anteriores etapas de recuperación todo indica a que el objetivo podría ser evitar durante el rebote inicial un estancamiento secular; haciendo referencia a un periodo de crecimiento débil y de baja inflación. El punto clave será romper la estrecha conexión entre el desempleo y la inflación, pero semana con semana nos encontramos ante complicados y sobre todo mixtos indicadores económicos que no dejan del todo claro el camino hacia la luz de la recuperación.

El verdadero desafío será quebrar el esquema actual; donde los mercados se encuentran en una encrucijada esperando que tan fuerte termina siendo la recuperación. Lo mejor, por ahora, es la compostura. La Fed ha dicho que será ” paciente ” a la espera de que la inflación suba y luego se estabilice en un nivel alto antes de retirar su histórico apoyo monetario. Los inversores pueden estar cansados ​​de la ambigüedad del banco central, pero el equilibrio entre el sobrecalentamiento de la economía y la repetición de una fase de estancamiento es difícil de lograr.

Es demasiado pronto para decir si la economía está entrando en un nuevo ciclo expansivo o iniciando el tipo de cambio de régimen que solo se produce una vez cada determinado tiempo. Los expertos de XLNTrade creen que la reacción del mercado no se producirá de la noche a la mañana. Las clases de activos que prosperaron en regímenes pasados ​​solo comenzaron a declinar mucho después de que los bancos centrales relevantes subieran las tasas varias veces y en ese caso las últimas proyecciones sugieren que su primera subida de tipos de interés después de la pandemia no llegará hasta después de 2023, lo que deja mucho tiempo para que el mercado oscile entre el posicionamiento de cambio de régimen y un retorno a las normas del año pasado.

Aun más fácil, La Fed es el caracol en el filo de una navaja, tratando de tener cuidado de vivir, de superarlo, pero también de no moverse demasiado rápido y ser cortados.

XLNTrade Logo

Información de Jorge Madrid

Analista de Mercados Financieros