El grupo de países productores de petróleo conocido como OPEP + se reunirá mañana para considerar su plan para aumentar la producción en los próximos meses, y si bien eso puede parecer irrelevante e incluso un poco anacrónico para muchos inversores estadounidenses, hay varias buenas razones para poner atención no solo al resultado de la reunión, sino también al proceso mediante el cual se toma una decisión.

Bajo ese principio los analistas del Bróker XLNTrade nos muestran porque la OPEP + no se puede ignorar, incluso si no tiene inversiones directas en el sector energético. ¡VAMOS ALLA!

El lunes, el ministro de Petróleo de Kuwait, Mohammad Abdulatif al-Fares, sugirió que los aumentos de producción deberían reconsiderarse, creando un poco de alboroto entre los comerciantes y observadores de energía.

De hecho, el crudo se mantuvo cerca de sus máximos, incluso cuando el huracán Ida azotó el Golfo de México y la costa de Luisiana.

La tormenta cerró más del noventa por ciento de la producción de petróleo en el Golfo, por lo que uno pensaría que la simple oferta y demanda indicaría que eliminar esa oferta haría subir los precios del petróleo. Sin embargo, ese no es siempre el caso. La demanda de crudo proviene solo indirectamente de los usuarios finales de productos petrolíferos como la gasolina. La demanda directa proviene de las refinerías y fueron más afectadas por la tormenta que las plataformas.

Las plataformas petrolíferas en alta mar pueden, para simplificar demasiado, “apagarse” cuando una tormenta es inminente y volver a encenderse cuando haya pasado si no hay daños directos importantes en las estructuras, como fue el caso esta semana. Las refinerías, sin embargo, pueden quedar fuera de servicio durante días o incluso semanas cuando una gran tormenta toca tierra. Una combinación de cortes de energía, inundaciones y dificultades de transporte restringen las actividades de refinación y, por lo tanto, la demanda de crudo, incluso cuando el suministro vuelve a estar en línea.

Eso demuestra que el cartel todavía tiene poder, pero aún queda una pregunta. ¿Por qué los inversores sin exposición a las acciones petroleras deberían preocuparse por lo que digan mañana? La respuesta, en una palabra: inflación.

Próximos anuncios de la OPEC+
¿Por qué los inversores sin exposición a las acciones petroleras deberían preocuparse por lo que digan mañana?

Como estamos seguros de que sabe, la Fed está monitoreando la inflación, y su alcance y durabilidad serán un factor importante en el momento de cualquier reducción y alza de tasas que se considere necesaria. Y aunque el tiempo del petróleo como factor importante de la inflación puede ser limitado, todavía no ha terminado. Afecta el precio de todo lo que compramos, no solo la gasolina. Los plásticos provienen de productos derivados del petróleo, por ejemplo, y los precios de la gasolina y el diésel impactan en el costo de cualquier cosa que deba transportarse, que es prácticamente todos los bienes físicos producidos, no solo en Estados Unidos sino en todo el mundo.

Si los ministros de petróleo deciden mañana ponerse del lado de Kuwait y hacer retroceder los aumentos de producción, el petróleo se moverá significativamente más alto, empujando los precios en general al alza y haciendo más probables los primeros ajustes a la política de la Fed. Eso podría ser suficiente para generar ventas bastante fuertes en un mercado que parece estar nerviosamente encaramado cerca de sus máximos. Por otro lado, si hay un desacuerdo significativo entre los miembros del grupo que pone en peligro las restricciones en general, el petróleo caerá drásticamente, reduciendo la presión sobre la Fed para subir las tasas y dando un impulso a las acciones.

 

 

XLNTrade Logo

Información de Waldo Silva

Financial Markets Analyst